21/11/07

24ª visita al blog,estos virus otoñales


El pediatra dice que la gripe este año viene muy vírica,con mutaciones gastrointestinales...mutaciones!!!ya veis,antes cogíamos un simple catarro,ahora tenemos encima un virus mutante,os diré que Mese y yo llevamos más de un mes con él y estamos,las dos -doy fé-hasta las mismísisimas narices.

Cuando yo era pequeña no nos andábamos con tantas lerias,en los coches no teníamos asientos de niño,que caramba,es que ni teníamos cinturones de seguridad,íbamos allí detrás sueltos,saltando de un lado para otro,y no pasaba nada,nosotras,mi hermana y yo,compartíamos el escaso espacio libre que podía quedar en un mini 1000 con un enorme perrazo cruce de mastín y dogo,podeis imaginar...






No teníamos vídeo,ni tele en color,ni mucho menos mando a distancia,ja,-si sólo había una cadena...-y creo que de ahí le viene a mi padre la aficción por la frasecita "ya que estás levantada...,y es que,cada vez que necesita algo,aún que estés sentada a su lado,te dice eso...






No hacíamos la digestión después de la comida para meternos en el agua,salíamos por la calle en bici a cualquier hora y no conocíamos los bollicaos ni las leches berbeneras esas,todas prefabricadas,a lo sumo,una vez al mes nos daban un donut -con la cartera...-y lo que merendábamos era mortadela,jamón,chorizo o salchichón...







Cuando yo era pequeña no había Dvd para el coche,si salíamos de casa y el recorrido era de más de cinco minutos,rápidamente jugábamos a cualquier cosa,desde el veo veo hasta empezar a cantar mil canciones,nos las sabíamos todas!!!

No recibíamos regalos durante todo el año,con cualquier excusa,por lo que,cuando llegaban los Reyes,o en nuestro caso Papá Noel -mamá prefería esa fecha para que disfrutásemos más los juguetes-lo valorábamos tremendamente,no os perdais la foto,y la cara de boba!!!







No existía el aburrimiento,jugábamos a las tiendas,al colegio,a los médicos,jejj,a cualquier cosa pues rápidamente montábamos un telderete con cuatro cojines y lo que pillásemos por allí cerca,nosotras,concrétamente,tuvimos una madre que era la leche,un buen día vendió nuestro dormitorio y compró dos extraños sillones con pufs a juego,antes,hablamos de hace 30 años, eran algo novedoso,ahora los hay en cualquier tienda,son esos que,sin muelles,sólo espuma tapizada,se abren en tres y son una cama...bien,esas fueron nuestras camas unos cuantos años,al principio,en verano,con sacos de dormir,para que disfrutásemos...Dios mío,doy fé del disfrute absoluto,después,en inviernito,con sábanas de franela y mantitas -y los sacos,de flores rosas por un lado y azules por otro,abiertos,sobre las mantas,pues no había forma humana de que los apeásemos-soy consciente de que no hay muchas madres chifladas como la mía para las que prime,ante todo,el disfrute de sus hijos,y sé que no es sólo cosa de las madres,ahora,los niños,si no tienen su play station -se escribe así??- su tele encendida las 24 horas y su Mp3,no saben que hacer...









No teníamos ordenadores,internet,correo electrónico ni móviles,y vaya,que no soy tan mayor,pero con mis 40 años y casi tres meses encima recuerdo perfectamente el tener que marcar primero para hablar con una centralita antes de llamar a cualquier teléfono,así que entonces nos comunicábamos por correo ordinario,usábamos sobres,papel,sellos,y siempre añadíamos un poco de imaginación,y ahora,ahora hasta en navidades nos mandamos las postales por mail...
Cuando el Rey Juan Carlos subió al trono,mi madre nos llevó a casa de una amiga para que lo pudiésemos ver en color,aquel vestido Rosa chicle de la Reina Doña Sofía acompañará pues mi recuerdo de esa primera imágen en colores,tiempo después,cuando mi padre nos compró por sorpresa la primera tele en color,enooooorme -con el premio de un bingo que le tocó en madrid-el recuerdo era el del perro de mi abuela ladrándole a un inmenso toro negro que estaba siendo machacado por un torero en una corrida en las ventas,ya veis...
Aquellos años hacían que nuestra imaginación fluyese,yo hacía vestidos para las muñecas,y muñecas...pulseras que luego la listilla de mi hermana negociaba vendiendo por la playa diciendo que eran únicas,hechas a mano,artesanas -yo tenía 10 años y ella 7-cogíamos en las rocas caramuxos -caracolas de mar-y cangrejos,alguna que otra nécora y las vendíamos casa por casa en nuestra urbanización para sacar unas pelillas,y hoy en día en las rocas de la playa lo único que te puedes encontrar,y con un poco de suerte,es mierdecilla tirada por cualquier rincón,plásticos o cristales rotos...
Nosotras nos criamos con música,con un padre que -autodidacta él-tocaba la guitarra española,el órgano electrico,los bongós y la harmónica,nuestra casa era un espectáculo continuado,en el salón,el equipo de sonido ocupaba un lugar privilegiado y diré que se escuchaba todo el día,de hecho,había días que no dejaba espacio posible a la tele,desde la mañana a la noche,Abba,Donna summer,Dianna Ross,Ela Fitgerald y Frank sinatra,Barbara Streissand,los Bee gees,todos estos rivalizaban en tiempos musicales con Los Calchaquis,Mercedes sosa,Aute,Mocedades,Duo dinámico,Toquinho do brasil y super mega Julio Iglesias,entre otros,claro...
simplemente,era divertido

















Mi padre pintaba cuadros con estilo propio,usando arena de la playa,paños de la cocina que le tangaba a mamá y hasta masilla de carrocero,de los chapistas,el resultado impresionante,y bueno,mi hermana y yo,obviamente somos diferentes,ella,siempre más machote,ayudaba a recolectar la arena,a tamizarla,y yo,a pintar.
También coleccionaba monedas y sellos,y el domingo por la mañana era sagrado,dedicábamos un tiempo a las colecciones,Ana con los sellos,yo con las monedas,incluso nos íbamos con él -y sin madre,y creo que era lo único que hacíamos sin mamá-a la plaza de la constitución en Vigo,zona del casco viejo donde se celebraba la feria de numismática y filatelia,con intercambio y compraventa,todos los domingos por la mañana...
Aprendí a cocinar bien tempranera,la tata -incombustible,que ahora cumple 86 años-me enseñó a separar mis primeras claras de las yemas con menos de cuatro años,a coser a máquina en una vieja singer con cinco y a hacer vainicas a los seis,a los siete calcetaba y a los cuarenta ya he olvidado todo ello,que lástima...-bueno,todo no,la cocina sigue apasionándome-









Con la tata y en casa de mi abuela paterna aprendí que los bichos ocuparían un lugar importante en mi vida,allí teníamos de todo,era un minizoo en un ático con terraza interminable -daba vuelta a toda la esquina del edificio-teníamos peces en una pecera de exteriores,pájaros mil que íbamos cogiendo cuando periquitos o canarios escapistas se posaban sobre nuestra jaula -la alameda de vigo debe ser la zona donde más pájaros escapados o liberados de sus jaulas se juntan en sus palmerales-(para los colcheros,es la zona donde visteis la Cow parade),teníamos dos tortugas de tierra,Chiña,más vieja que la tata,y Julita,la mía,comprada cuando yo tenía tres años y después de una pataleta callejera delante de la caja de las tortugas de esas de no te menees mamá,o me la compras o no paro...
En casa de Tata -y no de la abuela,observareis,pues la que cortaba el bacalao era la tata-teníamos gato -soraya-patos de vez en cuando y pollitos de colores -un horror,lo pienso ahora,pero antes,que monos,uno rosa,uno verde,uno azul...-
Cualquier bicho era allí bien recibido siempre,y bien atendido,pues cierto primo mío cogió un martillo y una punta interminablemente larga y apareció en el salón de la casa con el baby ensangrentado gritando "la matí,la matí!!!!",y si,aparentemente se había cargado a chiña atravesándola el mu bruto,con la punta de -nunca mejor dicho-punta a punta...
Pero no,no se la había cargado,chiña sobrevivió para mordernos a todos las puntas de los dedos gordos,para acojonar a más de una visita,para conseguir que mi hermana no soporte las tortugas y para comerse los platanitos colgantes de las miles de macetas de la terraza...
Con una infancia así,y sin virus...como no iba yo a querer ser madre???

1 comentario:

Lucía dijo...

Hola Paula!
soy Lucía que tal?
espero que muy bien y que tal esta mese?
ya se curó?
bueno me tengo que ir
un beso a las dos

PD:se echan de menos esas tardes en la tienda =)

Muñecas Pequeña Mita

Muñecas Pequeña Mita
Muñecas personalizadas Pequeña Mita

Pica el enlace y nos encuentras en Facebook

Seguirnos via mail

Contador de visitas,hemos superado las expectativas, con creces!!


Contador gratis

Nuestros compis de viaje